Buscar este blog

19 de noviembre de 2008

¿Desempleado? Usa las redes sociales


La entrega del currículum a través de una página web personal y el video currículum son las tendencias en cuanto al reclutamiento










AÍDA ULLOA
El Universal
Miércoles 19 de noviembre de 2008

aida.ulloa@eluniversal.com.mx

A nivel mundial las redes sociales en internet y páginas personales están cobrando popularidad como herramientas para conseguir empleo, destaca Tony Santora, vicepresidente senior de Right Management, firma de consultoría organizacional y de transición de carrera.

Como un ejemplo de red social que está cobrando mucha importancia menciona el caso de Linkedin, en la que profesionales, incluso ejecutivos de alto nivel de todo el mundo, se conectan para compartir su información. “Muchos reclutadores van tratando de encontrar talentos, pueden buscar por compañía o puesto”.

La entrega del currículum a través de una página web personal y el videocurrículum (grabarse a sí mismo con una descripción de sus habilidades y experiencia laboral que se envía por correo electrónico o un sitio web), son otras de las tendencia en cuanto al reclutamiento, sin embargo, la segunda considera que todavía no ha sido completamente adoptada por la comunidad de Recursos Humanos.

“Hay algunas empresas que sí lo aceptan pero hasta que la comunidad lo acepte como una práctica estándar no se ve como masivo”. Para conseguir un empleo por estos medios el directivo recomienda no publicar cuestiones personales, “algunas personas podrían decir cosas negativas de su anterior empleador, pero esto no es algo positivo”.

Santora, quien también se especializa en outplacement (desvinculación del personal y capacitación para que consiga un nuevo empleo) explica que el outplacement es una práctica mundial, pero en cada lugar hay un distinto nivel de madurez y aceptación. Además los motivadores de las empresas para usarlo están cambiando, por ejemplo, hoy entra en las estrategias de responsabilidad social de algunas compañías y no hay diferencias entre lo que sucede en México con respecto al resto del mundo. Estima que aproximadamente 90% de los individuos que dejan su empleo se quedan en la misma ciudad, por lo que seguirán siendo consumidores y ciudadanos en esa comunidad. Sin embargo, sin algún proceso para evaluar sus intereses, fortalezas, qué tipo de empresa busca, hay más probabilidades de que cometan un error de carrera. “Alguien que pudiera haber trabajado en una compañía grande, tal vez sus habilidades pudieran ser mejor aprovechadas en una empresa privada más pequeña, pero si va de una empresa grande a otra grande sin saber por qué lo hace, puede cometer un error”.

Y sin ningún tipo de guía empieza a distribuir de forma descontrolada su currículum, generalmente sin recurrir a sus redes de contactos en donde normalmente se consiguen la mitad de los empleos. “Generalmente se les deja administrar su propia transición, sin los recursos apropiados”.

Yanis Raptis, director general de Right Management en México, dice que las personas que reciben apoyo saben cómo preparar su currículum, cómo comportarse durante la entrevista y tienen mayores oportunidades de ser contratados. “México no es un país en el que las compañías manejen este tipo de programas, estamos en el inicio realmente”.

Además, Santora indica que es importante tomar en cuenta habilidades de la persona, cuál era su posición en la organización y requerimientos salariales porque esto indica el tiempo que tardará en colocarse. Mientras más alto el puesto, más tiempo tardará en encontrar un nuevo trabajo porque hay menos vacantes disponibles. “Definitivamente le toma más tiempo encontrar una oportunidad a un director corporativo que a un nivel intermedio”.

En cuanto al inplacement o desvinculación de un puesto y reacomodo del empleado dentro de la misma organización, Santora comenta que es importante que las empresas interesadas por retener a su talento cuenten con estrategias de este tipo; de no hacerlo advierte que se elevarán los costos de capacitar nuevo personal, reclutamiento y rotación de personal.

La persona también debe recibir capacitación en cuanto a sus intereses y fortalezas, así como en la forma de entrevistarse.