Buscar este blog

17 de diciembre de 2008

Empleos fraudulentos

La mayor tasa de desempleo en México afecta a los jóvenes de entre 18 y 24 años y, tal vez, eres uno de esos miles de recién graduados que están buscando trabajo, pero antes de hacerlo mejor infórmate, pues podrías ser víctima de un fraude



Por: Miguel Ángel Pallares Gómez

Javier ve un anuncio por Internet, solicitan comunicólogos, ofrecen 8 mil pesos, el área es en Recursos Humanos, piden estudiantes, egresados o titulados. La empresa está ubicada sobre Avenida Insurgentes, a unas cuadras de una estación del Metrobús y lo mejor de todo es que no piden experiencia. En esos momentos aún no pasa por su mente que este empleo es un fraude, que lo engañaran para que venda perfumes, que el área de Recursos Humanos y el sueldo son parte de esta farsa y, además, que la empresa tienen cientos de denuncias hechas en sitios de la red.

Al igual que sus compañeros, Javier está en busca de un trabajo. Una barrera importante para conseguirlo es no tener experiencia, su carrera es una de las que tienen mayor demanda en la universidad, hay cientos, miles, como él. Es la primera vez que sale a buscar trabajo y lo que no imaginó fue ser víctima de un fraude.

El lugar al que llega, un día después de ver el anuncio, es un edificio de cinco pisos. Sube al tercer nivel y lo recibe una de las personas que se encuentran en las oficinas. Llena una solicitud de empleo y, mientras escribe, uno por uno, llegan varios individuos, todos van de traje, son su competencia. Después de medio hora son casi 30. Todo parece indicar que esto estará reñido.

Javier pasa a una entrevista, le anuncian la primera cosa que le hace creer que las cosas no son como esperaba. Un requisito para obtener el trabajo es asistir a un curso de una semana, aunque le pasa por la mente su apuro por ganar dinero, acepta el trato. Ahora tendrá que esperar una larga semana para saber si obtendrá el trabajo o será uno más de los desempleados.

Computrabajo.com ya tiene un desplegado que advierte sobre ofertas de empleo falsas. Su sitio menciona los nombres de por lo menos dos de las empresas que según la bolsa de trabajo son un "grupo de estafadores profesionales que intenta captar el mayor número de gente posible, usando ofertas de empleo falsas de muy diversos perfiles profesionales, para posteriormente citarlos para una supuesta entrevista, tras la cual sigue un curso de capacitación que, en realidad, es una sesión de lavado de cerebro que dura una semana, en donde al final les piden dinero y les ponen a vender perfumes bajo promesas de futuros ingresos y empleo estable en la empresa. Es todo mentira."

Javier ahora forma parte de los estafados; en su primer intento, llegó a una de estas empresas. Hay sitios en la red que enumeran más de tres empresas de este tipo; es el caso del blog Fraude en México. Este sitio tiene hasta nombres que utilizan los supuestos empleadores.

El curso ha durado una semana, Javier está a punto de terminarlo; uno de los objetivos que debe cumplir para conseguir el empleo es vender mínimo 20 perfumes, el costo unitario es de 200 pesos. Su familia lo apoya, sus tías le compraron, sus primas, incluso su tío con el que casi no convive, sus tres amigos y otros más. Ha vendido toda su mercancía.

Varios de los que le compraron el perfume le advirtieron para que no fuera víctima de un engaño. Ahí fue cuando Javier tomó la decisión de investigar un poco en Internet, buscó en primer lugar el sitio oficial de la empresa, pero al momento salieron decenas de páginas que narraban el fraude. Javier había llegado hasta la última etapa, vender perfumes y, por suerte, se dio cuenta del engaño.

El anuncio por Internet que engañó a Javier sigue publicándose en algunas bolsas de trabajo. Él ya no se ha vuelto a parar por la supuesta empresa, pero cree que hay personas que siguen participando involuntariamente de este fraude.

El anuncio modifica de vez en cuando los requisitos, sin embargo, el sitio en donde se puede ver uno de ellos es el siguiente, basta con hablar por teléfono y concretar la cita para corroborar la experiencia de Javier.