Buscar este blog

8 de septiembre de 2009

Personal Branding - Estrategia 2.0

El Personal Branding consiste en desarrollar la imagen personal desde la aplicación del concepto de marca. Requiere identificar y comunicar las características que nos hacen diferentes, relevantes y visibles para los demás, en un entorno homogéneo, competitivo y cambiante.
El objetivo principal es ser recordados, convertirnos en referentes, es decir, que nos identifiquen, valoren y elijan. Para ser exitosos en esta tarea, debemos tener la convicción de “querer ser”, reconocer nuestro talento y aspectos diferenciales, haciendo de ellos nuestra “marca”.

La web 2.0 nos ofrece interacción y amplía nuestra exposición, variables fundamentales para el éxito de las acciones de Personal Branding. La proactividad es la clave! Qué podemos hacer?
  • Participar de foros de interés y posicionarnos como referentes de una temática en particular o nicho de mercado.
  • Utilizar links es de utilidad para incrementar la visita a nuestros perfiles, así como gestionar viralmente los mensajes que queremos difundir.
  • Por medio de las redes de profesionales podemos crear relaciones con otros profesionales y así ser más conocidos y llegar a más personas, teniendo total control de la gestión de la información y ampliando nuestro conocimiento de empresas y líderes de todas las industrias.
  • Utilizar palabras claves que refieran a esos aspectos que queremos que resalten acerca de nuestro perfil.
  • Participar de medios nicho: elegir estratégicamente dónde estar (blogs, foros, grupos, encuestas online, video share, etc.) y ser activo en ese medio generando valor por medio de información relevante y feedback continuo a los miembros.
  • Incorporar referencias: los contactos que tengamos en nuestra red pueden referirnos, participar de nuestros perfiles y sumarnos valor, así como acercarnos a nuevos contactos.
  • Coherencia y consistencia: ser fiables. La identidad digital se define por la integración de todos nuestros perfiles y participaciones online. Los formatos de la información y contenidos pueden variar, pero la imagen resultante es una, y cuidarla es nuestra responsabilidad para un branding exitoso.