Buscar este blog

4 de abril de 2011

¿Qué quiere oír el entrevistador? 1 recomendación básica

Empiezo por avisarte que no hay respuestas mágicas ni trucos de control mental Yedi que te vayan a permitir pasar esta incomodísima parte del proceso de búsqueda del Santo Grial sin sudar al menos un poco. Sorry.
Estamos mucho más tranquilos cuando hablamos de la parte técnica, de nuestro trabajo, de las herramientas que usamos… pero cuando empiezan a caer las preguntitas del tipo “¿Cómo te desenvuelves en situaciones difíciles?” o “¿Por qué tenemos que contratarte?”, ahí se nos empieza a revolver el estómago y desearíamos tener el superpoder de congelar el tiempo para poder respirar con tranquilidad, secarnos las manos, y desacartonarnos la cara por haber mantenido esa “sonrisa amable” durante ya casi una hora, verdad?…
Pues ya que eso no va a poder pasar, piensa que en realidad hay dos opciones:
  • Bien el entrevistador tiene ya una respuesta “preferida” o “preseleccionada” para esa pregunta – y como tú no tienes tampoco el superpoder de leer la mente, mejor relajarte. Para ello te ayudará haberte trillado bien todo lo que puedas encontrar sobre la empresa, porque eso facilitará a tu intuición la decisión de por dónde salir ;) .
  • Bien el entrevistador está simplemente intentando conocerte y averiguar si tu matrimonio con la empresa funcionará o acabará en un caro y precipitado divorcio por “incompatibilidad de caracteres”. En este caso, la recomendación sigue siendo que te relajes: también tú debes averiguar si la relación te interesa.
En cualquiera de los casos, a las preguntas del reclutador, mi recomendación es: sé sincero. No, espera: sé sensato.
Es decir, no me estoy echando atrás con el tema de la sinceridad; en realidad, ojalá ambas partes pudieran ser totalmente sinceras, las empresas se ahorrarían muchísimo dinero en contrataciones erróneas y el candidato se ahorraría otro muchísimo dinero en almax y kleenex.
Lo que quiero decir es que, dentro de que seas tú mismo (para evitarte después los almax y los kleenex, créeme) y no intentes ser un actor interpretando a otra persona (la persona que tú crees que ellos quieren), sepas jugar tus cartas con sensatez. No lleves la sinceridad al punto de comentar que una de tus debilidades es la puntualidad porque “como sales por las noches, a la mañana siguiente no hay quien te levante”. Es decir, que debes ser tú mismo pero tu mejor mismo.
Yo soy la primera que me pongo de los nervios cuando tengo que hacer esas preguntitas; cuando la de “dime una debilidad” se convierte en una especie de ejercicio de psicología inversa o de convertir las virtudes a pasiva, porque tooodo el mundo me contesta alguna variedad de: “que trabajo demasiado” o la famosa “que soy muy perfeccionista”. Uf! Pues te aviso que los otros 5 candidatos que he entrevistado antes que a ti, han dicho las mismas!!.
En este caso, personalmente creo que lo mejor es que te lances a darme una debilidad real pero que me digas cómo estás consiguiendo superarla. No tiene sentido que pretendas dibujar a un superhombre cuando todos somos humanos y tenemos nuestros defectos, mejor dime que “en ocasiones soy desorganizado” pero “he estado estudiando y leyendo mucho sobre productividad (N. del A.: por cierto, si os interesa el tema recomiendo el blog de Berto Pena) y he encontrado la técnica Pomodoro que es la que mejor me está funcionando y he logrado tal y cual… ” Muuuuucho mejor!!!!
De este modo has sido sincero pero sensato: la debilidad es real (pero no me has contado que te gusta matar gatitos en tu tiempo libre, eso no sería sensato!!!!), por tanto me estás demostrando que eres capaz de auto-crítica ¡genial! Y encima que tienes fuerza de voluntad y tesón para ser capaz de superar esos aspectos mejorables. Impecable.
Y con este buen sabor de boca os dejo por el momento… si os ha gustado, seguiremos hablando sobre las respuestas en las entrevistas. Hasta entonces: Fuerza y valor! :) 
Si te ha interesado este post, puedes recibir los que escriba nuevos en tu correo – en la columna de la derecha encontrarás la opción de suscribirte por e-mail :D Gracias!.
Si quieres la URL corta para compartir este post, aquí la tienes: http://wp.me/pQlpC-bA