Buscar este blog

19 de marzo de 2013

¿Cómo manejar la tensión ante el desempleo?


¿Qué hacer para invertir ese tiempo?
Cuando nos llegamos a quedar sin empleo sea por elección propia o cuando la empresa decidió terminar la relación laboral con nosotros, se vive mucho estrés. Dicha tensión se genera por varios factores que pueden ser:  los sentimientos hacia el cambio que se está dando en nuestra vida,  las presiones económicas que sentimos al estar sin empleo, así como el no saber cuando podremos volver a emplearnos.
En este artículo te daremos algunos consejos de cómo invertir tu tiempo, ser más productivo durante esa etapa y de esta manera lograr disminuir la tensión que se siente al estar desempleado.
1)    ¡No te preocupes y ocúpate!
El preocuparnos nos quita mucha energía, por eso lo mejor es invertir la misma en tomar acciones específicas y dirigir todos tus esfuerzos hacia el objetivo principal que es el conseguir un buen trabajo.

2)    Busca en diferentes fuentes de reclutamiento
De manera diaria realiza la búsqueda de empleo en diferentes fuentes de reclutamiento ya sea anuncios en el periódico, bolsas de trabajo de las universidades y bolsas de trabajo electrónicas.
Asiste a ferias de reclutamiento en donde podrás tener contacto con los encargados de las áreas de reclutamiento de las empresas, entregarles tu currículum o mandárselos vía electrónica.
Así mismo te recomiendo el que ingreses a través de las páginas de internet a las bolsas de trabajo de las empresas. Muchas compañías publican sus vacantes en dichas páginas y/o te permiten ingresar tus datos con la finalidad de que más adelante que exista alguna vacante te puedan considerar.
Si estás en búsqueda de una posición gerencial en base a tu experiencia y nivel de conocimiento, es recomendable que utilizes las redes sociales profesionales como Linked In y que generes tu perfil para que tu información esté a la vista de los reclutadores o bien que puedas seguir las publicaciones de las compañías en las cuales estés interesado.
3)    Usa tus contactos
Manda tu currículum a tus amigos o conocidos que estén en alguna empresa para que puedan apoyarte a entregarlo al área de Recursos Humanos. Las empresas podrán considerarte para alguna vacante actual o dejarte en cartera para una oportunidad posterior.

4)    Prepárate para las entrevistas
Si tienes algún contacto que este en el área de Recursos Humanos pídele de favor que te revise tu currículum vitae  y te recomiende mejoras al mismo. Repasa los logros que has tenido a lo largo de tu carrera profesional para que cuando los reclutadores te entrevisten puedas dar ejemplos concretos de actividades o proyectos que generaron valor para las empresas.

5)    Realiza una relación de ingresos y gastos personales.
El tener una relación de los ingresos o ahorros que tienes y los gastos te ayudará a llevar un mejor control de tus finanzas personales.  En esta etapa de búsqueda de trabajo trata de disminuir los gastos innecesarios al mínimo.

6)    Práctica algún ejercicio.
El tener actividad física de manera diaria te permitirá liberar la tensión que estás viviendo en este periodo de búsqueda de empleo. ¡Para esto no requieres de pagar un costoso gimnasio! Puedes realizar ejercicios en tu casa basándote en algún video que puedas comprar en dvd o conseguir por internet.  Puedes correr por las calles de tu colonia, o asistir a algún parque a caminar o correr. Las actividades deportivas te ayudarán a relajarte y a disminuir la tensión en tu cuerpo.

7)    Sé paciente y mantén una actitud positiva
Toma en cuenta que los procesos de reclutamiento de las empresas de manera general son lentos y les toma un par de meses desde la publicación de la vacante hasta la contratación del candidato finalista. A los reclutadores les toma tanto tiempo el proceso ya que requieren de filtrar la currícula de todos los candidatos interesados que en muchas ocasiones asciende a más de 200 solicitudes dependiendo del puesto. Después se entrevista a los candidatos, se coordinan entrevistas con otros ejecutivos de la empresa, etc, lo que hace que los procesos se alarguen.
No tomes los resultados de los procesos de reclutamiento en los que participas de manera personal. Las empresas seleccionan al candidato que mejor cumpla el perfil que buscan, dependiendo de quién creen que se pueda adaptar mejor a la cultura de la empresa, a la dinámica del equipo de trabajo y al jefe y NO necesariamente escogen al mejor candidato.  Si no te escogen en algún proceso continúa tu búsqueda, verás que pronto tú serás el candidato finalista.
Espero que estas acciones te sean útiles en tu búsqueda de trabajo y te deseo mucho éxito en tus procesos de entrevistas.