Buscar este blog

11 de abril de 2013

¿Es el candidato para tu vacante? Descúbrelo en tres preguntas



El reclutador siempre se enfrenta a una ardua labor cuando se trata de encontrar al candidato adecuado para cubrir una vacante. Las preguntas suelen encaminarse a conocer al individuo pero a menudo la entrevista no refleja cómo trabaja la persona.
Tres sencillas preguntas durante la entrevista de trabajo pueden ayudarte a ir más allá y a conocer más a fondo a cualquier candidato.
De acuerdo con Jeff Haden, columnista de la revista estadounidense Inc. la técnica se basa en el historial del entrevistado, fijarse en sus empleos anteriores de manera rápida y no detenerse a preguntar más detalles.
Haden asegura que el sistema lo aprendió de John Younger, CEO de Accolo, proveedor de soluciones de reclutamiento en línea, quien ha entrevistado a cientos de personas y lo resume todo en detenerse en cada trabajo por el que ha pasado el candidato y preguntar lo siguiente:
-¿Cómo te enteraste de ese trabajo?
-¿Qué te gustaba del trabajo antes de que empezaras a desempeñarlo?
-¿Por qué lo dejaste?
A simple vista pueden no decir mucho pero esto es lo que revela Haden acerca del método del CEO de Accolo:
Si a la primera pregunta el entrevistado contesta que se enteró del empleo a través de un sitio en internet, en una feria o en bolsas de trabajo está bien si se trata de su primer empleo (la mayoría obtiene su primer trabajo de esta manera).
Sin embargo, al tratarse de su segundo, tercero o cuarto empleo nos deja ver que el candidato sigue buscando en estos lugares porque no ha descubierto qué es lo que realmente quiere hacer, y él o ella sólo buscan un empleo (cualquiera que sea) por lo que no ansían realmente trabajar contigo.
“Además, si tras cuatro o cinco empleos en tu carrera nadie te ha recomendado para otro puesto, refleja que no has entablado relaciones en tu medio laboral”, agrega Younger.
La respuesta a la segunda pregunta revelará si el candidato sabe qué tipo de ambiente le agrada para trabajar y si disfruta lo que hace más allá del clásico “era una buena oportunidad para mi carrera”.
Sobre la tercera pregunta Younger espera a que los candidatos se abran de manera natural, recomienda al reclutador no ser incisivo y dejar que el entrevistado abunde en las razones por las que dejó su empleo anterior.
“Es una forma de ver el espíritu de equipo y la responsabilidad del individuo -precisa Younger- algunos empleados nunca asumen responsabilidad y ven los problemas como ajenos”.
Además podrás saber qué clase de problemas tuvo con su jefe anterior y ayudará a prever qué indiferencias podrían surgir si lo contratas.

Fuente: http://www.dineroenimagen.com/2012-08-14/4729