Buscar este blog

13 de febrero de 2012

7 Errores comunes de un candidato en procesos de selección


Que no es fácil ingresar en el mercado laboral, eso lo sabemos. Aunque se tenga una buena formación profesional, muchas veces tenemos dificultad para obtener una oportunidad. Hasta para las personas que ya tienen un empleo, los procesos selectivos están llenos de dudas y angustias. Por eso, agregué algunos errores comunes que se pueden cometer, y en mi opinión, pueden echar todo a perder en la búsqueda de una vacante. ¡Quédate atento y conquista la tuya!
  1. No tener un currículo adecuado. Tu currículo tiene el objetivo de despertar, en el seleccionador, el interés de conocerte. Un buen currículo es legible, claro, conciso y no tiene errores de ortografía. En caso de duda, consulta el diccionario, el Google o un corrector ortográfico. También es muy importante que contenga el objetivo del candidato. Si tienes más de una meta, ten currículos diferentes – uno para cada tipo de trabajo deseado.
  2. No saber nada acerca de la compañía para la cual te estás postulando – Antes de la entrevista, busca información sobre la compañía. Internet es una gran aliada en este proceso. Averigua si tu te identificas con ese nombre, cuál es el posicionamiento de la compañía en el mercado y lo que tú puedes contribuir a su crecimiento. 
  3. No hacer preguntas en el proceso selectivo. Preguntar es una manera de demostrar interés por la compañía y por la vacante. Muchas personas creen, equivocadamente, que están en una entrevista solamente para responder lo que les preguntan. Cuestiona acerca de las actividades que el cargo en cuestión implica, sobre los niveles jerárquicos y el equipo de trabajo. Eso demuestra tu disposición para ocupar el cargo y te ayuda a saber si es lo que realmente buscas. 
  4. Presentación inadecuada - no importa cuán grande sea el número de pasos en un proceso de selección, el contacto que tienen el Presentación inadecuadacandidato y el seleccionador es poco, y este es el tiempo que tienes para crear una buena impresión. Evita el uso de groserías, la informalidad excesiva e ir vestido de forma muy casual. Conocer la cultura de la compañía ayuda a predecir qué tipo de comportamientos son apropiados, pero, en caso de duda, opta por la formalidad. 
  5. Mentira - ya sea en el currículo o en la entrevista, la mentira no es una buena opción. El seleccionador es capaz de reconocer si tú eres sincero, y – aunque él no se de cuenta en ese momento – te será muy difícil sostener la mentira durante toda tu carrera dentro de la empresa. No digas tener habilidades que no tienes – especialmente cuando se tratan de habilidades técnicas, tales como los idiomas. Si hay una prueba al respecto, descubrirán la mentira rápidamente.
  6. Criticar a la empresa anterior – si saliste del último trabajo insatisfecho, no menciones el incidente. Si el entrevistador te pregunta, di la verdad, pero sin atacar a tu ex jefe o tu antigua compañía – y no profundices en el tema. 
  7. Hablar demasiado o hablar muy poco – Ser prolífico es malo, pero tampoco seas muy breve. Brinda al entrevistador la cantidad de detalles necesarios para que su pregunta sea respondida y él pueda entender el contexto de lo que estás diciendo. En una dinámica de grupo, ten cuidado de no pisotear a la competencia, pero, del mismo modo, no ser atropellado por ella.