Buscar este blog

27 de marzo de 2012

¿Qué está 'in' y 'out' en los currículum para 2012?


Redacta el mejor resumé en sólo unos pasos



Todo el mundo parece tener opinión formada sobre el currículum: cuántas páginas debe extenderse, cuál debe ser su formato. Llegando a un nuevo año: ¿qué elementos deben estar y cuáles son parte del pasado? Te presentamos algunas buenas prácticas al momento de trabajar tu currículum 2012:
Deja de lado las declaraciones de objetivos
Los días de incluir un objetivo de carrera y/o una reseña profesional se han ido. Es una pérdida de espacio valioso. A cambio, en tu carta de presentación enuncia una frase que explique cómo la posición a la que aspiras se integra a tu plan de carrera global. Ve al grano, comenzando por los logros y hechos relevantes de tu actual posición laboral.
Concreta
Utiliza cifras y pruebas de lo que has hecho. "Incremento del 35 por ciento en las ventas mediante un campaña en base a perfiles de clientes" es mejor que "Incremento de las ventas en mi área". Deja de poner tareas genéricas y en su lugar ten creatividad al describir qué has hecho en tu puesto o cómo aportaste nuevas ideas para productos, procesos, eficiencias, etc. Cuánto más cuantifiques tus esfuerzos con números o datos reales, en mejor posición estarás.
La carta de presentación está de regreso
La cuestión de las cartas de presentación es tan vigente como el debate "dos páginas versus una". Mientras algunos selectores de personal dicen que ni se molestan en leerlas, otros sienten que algunos aspirantes son perezosos y no se toman el tiempo de escribirla o de adaptar una específicamente a la compañía a la que se postulan. Es una oportunidad excelente para venderse por fuera de las propias aptitudes y es el lugar dónde puedes mostrar tu personalidad en tu presentación. Pero si alguna vez has escrito una muy buena, no la utilices en cada empleo al que te postulas. Tómate unos minutos para adaptarla y que explique por qué deseas ese puesto en particular y en esa compañía en particular y por qué tus capacidades beneficiarán a toda la organización, si te contratan.
Las palabras clave son tus amigas
Si un selector de personal o un gerente de contratación pudiera comparar tu currículum con los requerimientos del trabajo y tildar las palabras clave coincidentes, su vida sería mucho más fácil. En vez de abusar de términos de la jerga sin utilidad, ponle atención a las palabras clave en la publicación de la búsqueda. Asegúrate de incluirlas en tu resumen y tu carta de presentación pues los sistemas de búsqueda se basan en palabras clave. Así como tú utilizas palabras clave para buscar empleo, los empleadores utilizan palabras clave para detectar tu currículum entre muchos.
Sé creativo con códigos de respuesta rápidos
Los profesionales jóvenes están utilizando códigos QR –códigos de barra que pueden ser escaneados por teléfonos inteligentes para descargar o vincular información– en el dorso de sus tarjetas de negocios y en sus currículum con el fin de vincularse con portafolios en línea. Cuando estableces vínculos o asistes a eventos de tu carrera, puedes entregar tu tarjeta de negocios con código QR dando a selectores y otros contactos acceso instantáneo a tu portafolio o tu perfil en LinkedIn.
Deslumbra con currículum visuales
Más y más gente está utilizando herramientas visuales para ilustrar su historial de trabajo mediante sitios como Vizualize.me. Estos sitios ofrecen herramientas que ayudan a presentar la información del currículum en un formato destacable. Sólo recuerda que seguirás precisando del formato tradicional que pueda ser almacenado en las bases de datos de las empresas.
Dale una oportunidad al video
En una economía difícil, los buscadores de empleo agudizan su ingenio para colocar su datos personales, sus talentos y su personalidad al alcance de un empleador. Si estás pensando en crear algo en video, asegúrate de presentar algo medular o destacar tus capacidades y no hacer algo ostentoso que solamente llame la atención.
Las redes sociales llegaron para quedarse
Si no estás utilizando redes sociales para promover tu marca o tus talentos y aptitudes, no sabes lo que te pierdes. Así como los empleadores utilizan diversas vías para publicar avisos de empleo, tú como buscador de trabajo debes utilizar todos los canales disponibles para hacerte visible a los selectores.
Utilizar Twitter, Facebook o LinkedIn como medio de informar actualizaciones de tu carrera o conectarte con otros profesionales permite difundir tu currículum y estar más presente como candidato. Dado que las empresas están evaluando candidatos a través de las redes sociales, asegúrate de que tu perfil sea profesional y si no bloquéalo a miradas extrañas.
¿Qué aspecto podría estar impidiendo que consigas el empleo que deseas? Déjanos tus comentarios y comparte la información en Facebook y Twitter