Buscar este blog

5 de septiembre de 2008

La primera impresión es la que cuenta

Toma en cuenta que tu currículum es tu carta de presentación. Si la información que agregas no es completa o dejas campos sin llenar, puedes dar la impresión de que no estás tomando el cuidado suficiente para hacernos llegar tu información.

Lo mismo sucede con las faltas de ortografía. Cuida la redacción y es buena idea dar una leída extra al contenido que colocaste antes de guardarlo y seguir en la carga de información.