Buscar este blog

7 de abril de 2010

Tips para el curriculum

Muchas veces, cuando enviamos un curriculum (hoja de vida en Colombia) nos hacemos internamente la pregunta:
¿Qué busca el Selector de Personal en nuestro CV para llamarnos para una entrevista?

Intentaremos reflexionar acerca de los motivos que guían al Selector para convocarnos a la Entrevista Laboral, “la escena” de la búsqueda laboral, el gran momento donde podemos desplegar todas nuestras habilidades, capacidades, logros y fortalezas, además de aspectos a mejorar, si éstos son requeridos de mencionar en esa instancia.

En primer lugar, el Selector carece de un recurso, carencia que compartimos con él: el tiempo. Dispone de poco tiempo para analizar decenas, cientos, hasta miles de Cvs que le llegan a su casilla de mail. En este sentido, Internet ha sido una herramienta fabulosa para acercar al postulante y al Selector.

En breves segundos, podemos hacerle llegar a nuestro CV a quien ha publicado una búsqueda a través del mail o la postulación en un portal laboral, como Bumeran. Este detalle, que parece menor, no lo es: a principios de la década del 90, un Selector necesitaba alrededor de diez días para llegar a una masa crítica de 100 cvs en su escritorio para una búsqueda, habida cuenta que sólo se utilizaba el correo postal y llevar personalmente el CV a la dirección indicada.

Por lo que, habiendo una gran masa crítica de cvs a analizar, el Selector dispone de pocos segundos para determinar si un CV le interesa o no para convocar a una persona a la entrevista. ¿En qué pone especial atención?

CV Breve y bien presentado: No debe superar las 2 páginas, 3 en en caso de un CV tecnológico con gran cantidad de especificaciones técnicas y de programación a mencionar, o una trayectoria muy dilatada (en el caso de personas mayores de 45 años).

Debe tener una presentación amigable, clara, con un tamaño de letra acorde (ni muy chico ni muy grande), sin errores de tipeo ni ortografía. Los datos personales, cuando mandamos nuestro CV en el formato que hemos elegido (edad, estado civil, etc.) deben figurar al final. Debemos incluir nuestras fortalezas y logros.

Experiencia Laboral adecuadamente presentada: De presente a pasado, de lo actual a lo anterior. Nombre de la Empresa, rubro (sobre todo cuando no es masivamente conocida, a qué se dedica, principales clientes, nivel de facturación). Puestos ocupados, también de presente a pasado, con una resumida descripción de tareas en cada uno.

Estudios: Debemos colocar, detallada y resumidamente, nuestros estudios, desde el último nivel alcanzado (Master, Postgrado), el Título de grado, los años de graduación, así como los Establecimientos donde los cursamos.

Nivel de Idiomas: El inglés, se ha convertido, en un código de acceso a la información. Debemos mencionar en el CV el nivel de manejo alcanzado en él (avanzado, intermedio, básico). Se deben mencionar otros idiomas que conozcamos, aparte del nativo.

Hay algo importante: no hay una sola y única versión de mi CV, sino tantas como avisos y postulaciones que hacemos. Entonces debemos adaptar y enfocar los datos de nuestro CV a los requerimientos de la búsqueda a la que postulamos, haciendo hincapié en aspectos de nuestra experiencia, formación o características de nuestra personalidad.

Recordemos que el objetivo de enviar un CV es llegar a la entrevista laboral. En ello debemos orientar nuestro esfuerzo y creatividad, para que, en los breves segundos de que dispone para leer nuestros antecedentes, el Selector nos convoque a una entrevista.

Fuente: http://blog.bumeran.com/consejos/tips-para-el-curriculumhoja-de-vida/

Otras entradas que te pueden interesar: