Trabajo o Buscar Trabajo, Curriculum, Computrabajo, Empleo Entrevista de trabajo, Formato de Curriculum. Infojobs

8 de julio de 2009

¿En qué me ocupo mientras estoy desempleado?

Si bien puede ser de cierto consuelo el hecho de que los recortes frecuentes de personal, las reubicaciones internacionales y las reorganizaciones son la norma en el mundo actual, no importa si llevas un mes o un año desempleado, puedes sentirte devaluado.

Y las entrevistas a las que acudes se ven ensombrecidas por la temida pregunta sobre el motivo por el cual llevas desempleado tanto tiempo. Pero despreocúpate. Las sugerencias a continuación te muestran cómo puedes, con el método indicado, minimizar las dudas de empleadores potenciales y maximizar la probabilidad de una contratación.

Mantente actualizado
Cuando estás sin trabajo durante un periodo prolongado, debes esforzarte más en la búsqueda de un empleo que alguien que todavía tiene su empleo, es decir, necesitas encontrar modos de realzar tu valor para la empresa.

Mantente actualizado en cuanto a las tendencias y desarrollos más recientes de la industria leyendo revistas especializadas, tomando cursos relacionados con tu carrera y asistiendo a conferencias de la industria.

Da a conocer tu nombre
Recuerda que no todos los empleos se anuncian de modo convencional.

Platícale a tus amigos y excolegas que estás buscando trabajo y pregúntales si saben de alguna compañía que contrate gente con tus habilidades. La herramienta de promoción más importante es la publicidad de boca en boca, así que aprovéchala al máximo.

El establecimiento de contactos en línea también tiene sus beneficios, especialmente si puedes crear un blog en donde escribes acerca de la industria en la que trabajas. Así le demuestras a un futuro empleador tu experiencia y te pondrás en contacto con gente que no te hubieras encontrado de otro modo.

Escribir artículos para publicaciones de tu ramo u ofrecerte como orador en seminarios pertinentes también tendrá el mismo efecto.

Consultorías
Desafortunadamente, tus gastos no cesan sólo porque tus ingresos sí lo hayan hecho. Pero antes de que toques tus ahorros, considera promocionar las habilidades y la experiencia que pusiste a punto mientras estabas empleado.

Hazle saber a tus antiguos clientes y contactos que estás disponible para consultorías o proyectos independientes. Incluso el trabajo voluntario ayudará a rellenar el hueco en tu currículum vitae. Así te mantienes actualizado, demuestras tu determinación a encontrar un trabajo e incluso se podrían abrir nuevas oportunidades profesionales.

Si le puedes demostrar a los empleadores que has hecho todo lo posible por encontrar trabajo y mantener tus habilidades y conocimientos al día, la mayoría pasará por alto el hecho de que no tienes empleo por el momento.

Sigue siendo siempre positivo; los rechazos son parte de la vida. Cada ‘no’ te acerca más a ese ‘sí’ tan importante.