Buscar este blog

14 de julio de 2009

Errores que sepultan un currículum

El currículum no es sólo un resumen elegante de tus estudios y experiencia profesional. Es tu primera gran carta de presentación y una herramienta aún vigente para causar una buena impresión. Aquí te decimos los errores clásicos que sepultan un CV.

1. Mentir.
Un currículum sencillo y poca experiencia laboral no son pretextos para decir lo que no eres. Una mentira puede ayudarte a abrir una puerta, pero, al final, puede terminar en un gran fracaso para ti y tu hoja de vida.

2. Poner todo en cualquier parte.
Información desordenada es información que no se lee. Debes ponerte en los zapatos de quien revisará el currículum: probablemente tenga que leer decenas de documentos. Ten por seguro que agradecerá que todos los datos estén correctamente dispuestos. Privilegia el orden y la limpieza.

3. Descuidar la coherencia.
Es común revisar documentos que no coinciden por ningún lado: tienen errores en las fechas o en las empresas y ciudades en las que se trabajó o estudió. Si no recuerdas el día exacto en el que tomaste un curso, sólo pon el mes. Datos imprecisos pueden levantar sospechas sobre información falsa.

4. Escribir un libro.
No es necesario que detalles toda tu vida en tu CV. Basta con resumir los puntos más importantes y elegir bien qué deseas destacar. Hoy, 3 páginas es ideal y 5 es el máximo. Si tienes menos experiencia, no te preocupes si tu primer currículum apenas sobrepasa una página.

5. Mala ortografía.
Un CV como horrores ortográficos y gramaticales realmente afectarán tu reputación. Los reclutadores no esperan leer una novela artísticamente relatada, pero sí buscan profesionales que cuiden su escritura y sepan cómo escribir un documento básico. Puedes usar el corrector ortográfico del procesador de textos, pero cuidado: no detecta todos los errores.

6. Utilizar el formato equivocado.
El primer objetivo del CV es presentar tus habilidades y experiencia profesional y académica. Para hacerlo, utiza formatos sencillos y fáciles de leer. Existen al menos cuatro formas de hacerlo:

  1. Cronológico
  2. Cronológico inverso
  3. Funcional
  4. Funcional mixto

Para descargar distintos tipos de CV visita:
http://www.voypormas.com/Descargas/32-Empleo/Ver-categoria.html

7. “Adornar” con una mala foto.
Si deseas incluir tu foto (lo que no es ninguna obligación), busca una imagen que te represente como profesional. Evita las fotos recortadas de tu último verano en la playa o esa de cuando tenías 15 años menos. Si la incluyes, debes asegurarte que sea de calidad.

8. Olvidar la fecha.
Parece un detalle sin importancia, pero no lo es. Cuando los CVs se acumulan en los archivos de la gerencia de recursos humanos, muchas veces la única forma de evaluar la vigencia de un currículum es por su fecha. Si no la tiene, irá a la basura.